LA NUEVA NORMALIDAD TRAÍDA POR LA PANDEMIA DEL COVID HA OCASIONADO UNAS PÉRDIDAS DEL 40% AL EMPRESARIADO RIBADENSE DURANTE EL PASADO AÑO 2020. ASÍ SE DESPRENDE DE LA ENCUESTA REALIZADA POR ACISA ENTRE SUS ASOCIADOS Y ASOCIADAS.

33

La nueva normalidad traída por la pandemia del covid-19 ha ocasionado unas pérdidas del 40% al empresariado ribadense durante el pasado año 2020. Así se desprende de la encuesta realizada por Acisa entre sus asociadas y asociados a lo largo de los últimos días.

Según indica Francisco Iriarte, presidente de Acisa Ribadeo, “tras analizar los datos de las consultas hechas por escrito y telefónicamente a nuestros socios y socias, así como los datos de la campaña de las panchas, podemos hablar de una media de pérdidas de las empresas ribadenses de algo más del 40 % el pasado año. La cifra oscila en una horquilla que se sitúa entre el 35% de media en el sector del comercio y el 55 % en el de la hostelería, siempre comparando los datos con respecto al año 2019”.

Iriarte Quintana señala que durante la pasada campaña de Navidad las pérdidas fueron algo mayores: “de media en el empresariado ribadense las pérdidas fueron algo más del 45%, especialmente se notó el descenso de ventas en el sector de la hostelería, donde la media se sitúa por encima del 60 % y es algo menor en el comercio con una media del 30%. Hay que recordar que no hubo celebraciones familiares ni de empresas durante las Navidades, con lo que eso supone para la facturación de los establecimientos hosteleros. Y eso también repercutió en las ventas de ropa de fiesta, zapatos, complementos, peluquerías, etc”.

El gerente de Acisa, Jesús Pérez, manifiesta que “se trata de datos globales, medias aritméticas, aunque evidentemente hay excepciones en las que las cifras no llegan a ser tan elevadas como es el caso de alimentación, y algún determinado sector comercial o de servicios. También hay ejemplos de pérdidas mayores, como es el caso del ocio nocturno que prácticamente ha estado cerrado todo el año y que ronda el 100 %”.

Pérez Prada añade que “en la encuesta realizada en los últimos días hemos consultado respecto a otras cuestiones que nos pueden dar una fotografía fija de la situación por la que está atravesando el empresariado de Ribadeo. Más del 60% de los negocios han tenido que recurrir algún tipo de ayuda o préstamo, el otro 40% ha ido tirando de ahorros, lo cual hará que, si la actual situación se prolonga mucho tiempo, tengan que recurrir a ayudas en este 2021. Otro dato importante es que la mayor parte, especialmente del comercio, ha reajustado las compras a proveedores, para reducir costes y así minimizar pérdidas.

Además alrededor del 40% de los negocios mantiene algún tipo de ERTE o reducciones de jornada laboral. Destaca especialmente el mantenimiento del empleo, al cierre del 2020 las cifras de despidos son muy bajas y esperamos que se pueda mantener así la situación”.

Para el presidente de Acisa, Francisco Iriarte, “estos datos creemos que hablan muy bien de la capacidad de resistencia de nuestros negocios, de la capacidad de adaptación y de la profesionalidad y rigor con la que se gestionan. No hablan tan bien de las ayudas de las administraciones, un punto en común de prácticamente todas las respuestas que tuvimos fue las pocas ayudas y lo poco útiles que han sido hasta el momento.

El recurso más utilizado fue el de solicitar préstamos en vez de ayudas, lo cual dice muy poco de como son las ayudas. Prácticamente inexistentes, poco útiles para los problemas reales de las empresas y en muchos casos con criterios que hacen que se denieguen aún teniendo una situación muy precaria económicamente”.

El gerente de Acisa continua relatando que “para completar la visión económica del empresariado ribadense nos ayuda también conocer los datos que se desprenden de la recién terminada campaña de las panchas. En lo que ha durado la campaña, los 57.000 euros invertidos de fondos públicos (procedentes del Concello de Ribadeo) han generado más de 300.000 euros de movimiento económico y un volumen de más de 6.500 ventas en el comercio y la hostelería locales. Si analizamos los datos con detenimiento, es muy destacable la poca repercusión que han tenido las panchas en el sector hostelero, que ha recibido poco más del 5% de las puestas en circulación. En el comercio los sectores con mayor movimiento fueron la decoración, la ropa deportiva, la electrónica y los electrodomésticos, las jugueterías y las librerías. No queremos decir con ello, que no hayan tenido pérdidas, si no que su movimiento económico ha sido mejor que el registrado en los de otros sectores, y han resistido algo mejor la situación. El sector de la alimentación se mantiene, más o menos estable, y se nota un bajada más pronunciada en joyerías, zapaterías, estética y tiendas de moda especialmente”.

Francisco Iriarte destaca que “la campaña de las panchas ha sido muy útil, así nos lo han estado diciendo nuestros socios y socias. Ha sido un esfuerzo económico importante por parte del Concello de Ribadeo, el cual agradecemos por el enorme impacto positivo que ha tenido. En la parte que más nos toca, nos enorgullece la valoración que hacen de nuestro trabajo los asociados de Acisa, con un notable alto de media. Pero esto no hace más que animarnos a seguir trabajando para mejorar, siempre se pueda hacer más y mejor. Esto nos ha servido también para tomar nota de sugerencias y aportaciones que intentaremos desarrollar a lo largo del año que acabamos de iniciar”.