ACISA Ribadeo y ASCOVE escenifican el reencuentro de ambas comunidades tras el cierre perimetral y llaman a los vecinos y vecinas de la comarca a recuperar la normalidad y las costumbres previas a la pandemia.

16

La Asociación de Comerciantes, Industriales, Servicios y Autónomos de Ribadeo y la Asociación de Comerciantes de Vegadeo escenificaron el rencuentro de ambas comunidades (Galicia y Asturias), tras decaer el cierre perimetral que mantuvo separadas a las dos localidades durante más de 6 meses.

Representantes de Ascove se desplazaron a Ribadeo a disfrutar de un pulpo á feira y una jarra de Ribeiro y desde Acisa acudieron a Vegadeo a saborear una fabada regada por unas sidras.

Lo que ambas asociaciones pretenden escenificar es el reencuentro de dos pueblos limítrofes, que llevaban meses separados por un muro invisible. En ambas citas se pusieron en valor los lazos no solo comerciales sino de hermandad, que unen a ambas localidades y comarcas. Los directivos y gerentes de los dos colectivos destacaron que “muchos teníamos amigos y familiares a los que no veíamos en meses viviendo a 15 minutos de distancia”.

En el encuentro destacaron el impacto económico que los cierres perimetrales tuvieron para ambas comarcas, el hecho de que los vecinos y vecinas de A Mariña Oriental y los del Occidente de Asturias no pudieran hacer su vida cotidiana afectaba a muchos sectores, desde la hostelería al comercio pasando además por muchas empresas del sector servicios. Las directivas destacaron que “somos una comarca viva con mucho movimiento en un sentido y en otro, muchos son los vecinos de Ribadeo que trabajan en Asturias y de paso compran o toman algo y muchos son los vecinos de Asturias que acuden a compra, a tomar algo y también a trabajar a Ribadeo”.

Los representantes de ambas asociaciones hacen un llamamiento a sus poblaciones y a los vecinos de las comarcas a las que pertenecen “para que recuperemos la normalidad y el tiempo perdido, volvamos a tomar las sidras con una buena fabada a Vegadeo, a Tapia, a Castropol y volvamos a Ribadeo, a Barreiros, a Foz, a disfrutar de un buen pulpo á feira con una jarra de Ribeiro…. Volvamos a comprar en las tiendas de siempre, lo que no encontramos en Vegadeo, lo habrá en Ribadeo y lo que no encontremos en Ribadeo lo habrá en Vegadeo. Hagamos comarca, restablezcamos lazos y así entre todos reactivaremos antes la economía de toda esta zona hermana”.

Y aprovecharon la ocasión para lanzar un mensaje más allá de las fronteras de la comarca: “ahora que se celebra Fitur, es bueno recordar que tanto A Mariña como el Occidente de Asturias, son lugares excepcionales para visitar, sus costas, sus montañas, sus playas… en un radio de apenas 30 km de la ría quienes nos visiten podrán disfrutar de una gastronomía, una cultura, un comercio, un paisaje y unas tradiciones completamente diferentes y a la vez tremendamente similares gracias a esos vínculos que van más allá de la geografía y de las fronteras… gracias a esos vínculos de hermandad, de familia, y de amistad. A Mariña lucense y el Occidente asturiano son enclaves ideales para perderse en cualquier época del año”.